Cosas que pasan cuando llevas mucho tiempo sin salir

Esto fue hace dos años. Ya tiene una una edad, llevaba mucho tiempo sin salir de noche. Lo más que me acercaba a eso era salir a tomar café y terminar cenando en la calle.

Apetecía eso de arreglarse, entaconarse y meterse en una discoteca. Quedamos varias chicas. Sin saber donde ir una de ellas dice que podemos ir al “Budha” que le han cambiado el nombre y le han dicho que se pone muy bien. Perfecto, taxi para la discoteca. Le preguntamos al taxista y nos cuenta que se pone muy bien. Comenzamos a emocionarnos, la noche promete, varias chicas solteras sueltas y locas…

Cuando llegamos a la puerta uno de los chicos llama nuestra atención y nos pide que pasemos por otro sitio. Nos acompaña y nos hace pasar por una entrada diferente a la que utilizaban las demás personas, es decir, ellos por la taquilla, nosotras en plan VIP. Íbamos cuatro chicas, yo sólo conocía a una.

Escucho risas mientras nos quitábamos los abrigos. En realidad había sido un punto la situación, eso de pasar por otro sitio, sin tener que pagar… pero de pronto salto yo, echando un poco de madurez al tema.

-¿No habéis visto la edad media de las personas de la cola? el tio nos ha visto cara de viejunas, que no vamos de botellón y que lo que bebamos lo beberemos aquí y nos ha evitado pagar por entrar.

Más risas, mientras hacia mi comentario pensaba que a lo mejor a alguna de las chicas le sentaba mal, pero mirando a nuestro alrededor era totalmente obvio.

Primera copita. Reconocimiento exhaustivo de las tres plantas, escuchando en cada una un par de temas para ver qué tipo de música iba más con la mayoría…

Un poco de bailoteo en la primera planta. Una de las chicas se anima, ya sin copas, a dar una vuelta. Me descojono cuando la escucho decir: Vamos a dar una vuelta a ver cómo está el ganado, ¿no?.

¡Madre mía! si se anima y liga al afortunado le van a dar una clase magistral esta noche… edad media 20 años, la mayoría de nosotras ya había superado con creces los 40… mala mezcla.

Terminamos sentadas, tomándonos un par de copas más charlando de nuestras cosas, muertas de risa por lo inapropiado del sitio.

Alguna que quería “triunfar” se llevo una desilusión, pero la compañía era buena y al menos lo pasamos bien.

Los locales cambian, el ambiente varía, una temporada se pone de moda un sitio y a la siguiente el otro… Me lo paso muy bien cuando salgo por la noche, pero nada comparado con mis años en Bunda o EM, ¡qué tiempos aquellos!

Como decía mi amiga a la vuelta íbamos a quemar la discoteca y nos metimos en una guardería, pero llegados a una edad… ¿a quién no le ha pasado eso alguna vez?

Google Plus
Nuestros usuarios